• Estilos de pintado
    Acabado normal
    Con relieve
    Con pincelada estilo Van Gogh
    Con pintura fotoluminiscente
  • Tipos de azulejo

    Pintamos cualquier tipo de imagen sobre cualquier tipo y tamaño de azulejo:
    Azulejo tradicional:  azulejo convencional, recomendado para interiores o exteriores sin cambios bruscos de temperatura o sin temperaturas muy bajas.

    Azulejo rústico: azulejos con los cantos irregulares, que le confieren un carácter antiguo y especial.

    Gres Porcelánico: por su resistencia y porosidad, es el más indicado para exteriores, climas extremos, y aplicaciones bajo el agua o en contacto con esta.
    Azulejo manual: si quieres un toque más artesanal aún, podemos realizar la base cerámica de forma manual, como se hacía antiguamente.
    Azulejo con base de color: no solo pintamos sobre el azulejo blanco convencional. Podemos pintar sobre azulejos de cualquier color.


    Además, si quieres que pintemos tu cuadro sobre el mismo modelo de azulejo que vas a utilizar para el resto del alicatado, puedes enviarnos las piezas necesarias y así tu cuadro quedará perfectamente integrado en el ambiente.

    Las medidas de azulejo habituales sobre las que realizamos nuestros cuadros son 10x10, 15x15, 20x15, 20x20, 20x30, 30x30, 25x40 y 31x45. Para otras medidas consultar.

    Si quieres que tu cuadro/mural tenga una forma diferente/especial podemos cortar el azulejo con la forma deseada. Para ello deberás indicarlo en la solicitud de presupuesto.

     

  • Procesos
    100% Artesanales

    Todos nuestros murales de azulejos se realizan a mano uno a uno, sin ningún proceso industrial en serie. Cada cuadro es único. 
    El esmaltado del azulejo se realiza bañando el azulejo con la mano uno a uno, con la mezcla necesaria de vidriado, y adecuando siempre el proceso a las necesidades puntuales de cada trabajo encargado.

    El pintado del azulejo se realiza con óxidos colorantes cerámicos, aplicados mediante pinceles de manera totalmente artesanal, y mediante técnicas tradicionales.

    Una vez pintado, se realiza la cocción en el horno cerámico. La cerámica de Artelux la cocemos en dos tipos de horno: eléctrico y de gas.

    Dentro del proceso de cocción, o "cochura" distinguimos entre la cocción del bizcocho y la cocción de esmaltes o vidriado:

    Cocción del bizcocho

    Esta es la primera etapa, destinada a transformar la arcilla en cerámica estable. Las piezas tienen que dejarse secar el tiempo suficiente, antes de llevarlas al horno. Si se trata de piezas particularmente grandes es aconsejable hacer un precalentamiento del horno, para estar seguros de que no haya restos de humedad en el material. Para el bizcochado, los azulejos pueden cargarse colocándolos muy cerca unos de otros, se pueden tocar o estar unos encima de otros.

    Cocción de esmaltes o vidriado

    El vidriado es la cocción que sigue a las operaciones de bizcochado y esmaltado. La temperatura de cocción estará determinada por el esmalte o por la
    pasta de arcilla. Al contrario del bizcocho, en esta cocción hay que ser muy cuidadoso cuando se carga el horno, ya que no pueden tocarse unos azulejos con otros, pues se quedarían adheridos una vez producida la fusión del esmalte.

    Durante la cocción de las piezas, las pinturas cogen su color final, sensiblemente diferente al color que tiene durante el pintado con el pincel. Nuestros pintores tienen una larguísima experiencia y saben perfectamente qué pigmentos utilizar para que una vez cocida la pieza cojan el color final deseado.
Y si quieres más, suscríbete a nuestra Newsletter
Contacto
Tel. 96 154 03 66
Fax 96 154 97 05
info@artelux.es